viernes, 7 de diciembre de 2007

Tù Dulzura


Camino lentamente por la senda de acacias,
me perfuman las manos sus pètalos de nieve,
mis cabellos se inquietan bajo cèfiro leve
y el alma es como espuma de las aristocracias.
Genio bueno: Este dìa conmigo te congracias,
apenas un suspiro me torna eterna y breve...
Voy a volar acaso, ya que el alma se mueve?
En mis pies cobran alas y danzan las tres Gracias.

Es que anoche tus manos en mis manos de fuego,
dieron tantas dulzuras a mi sangre, que luego
llenòseme la boca de mieles perfumadas,
tan frescas, que en la limpia madrugada de estìo,
mucho temo volverme al caserìo,
prendidas en los labios mariposas dorada


Alfonsina Storni

2 comentarios:

Jorge dijo...

Conoci a Alfonsina por la cancion, luego he leido algo de ella (poco) esta obra que nos regalas es un buen reclamo para seguir buscando su obra.
Gracias

Frank Quasar dijo...

Una poesía preciosa, Amanecer.

Ahora tengo un poco de prisa. Prometo volver otro día con más calma para leer un rato tu blog.

Un saludo desde Gijón (España).