domingo, 8 de mayo de 2011

Los ùltimos pàjaros

Eras bueno, ajeno a los temores nuestros.
Amabas aquellas colinas de mi pueblo,
y a veces te detenìas a mirarlas.
Y nombrabas palomas y mensajes
con los brazos abiertos.
Mi corazòn era un paisaje quieto,
tu corazòn de entonces.

En esta tarde nueva,
bajo este lento cielo, guardo tu nombre.
Para que el viento del invierno
no lo lleve con los ùltimos pàjaros.

Susana Cabuchi
Escritora argentina, nacida en Cordoba, Argentina en 1948.

1 comentario:

ONUBIUS dijo...

La tristeza deambula cada dos por tres a nuestro lado, queriéndose hacer dueña del todo, el paso del tiempo ameniza la velada y los recuerdos se entremezclan con el hoy, cuando la mirada se vuelve añeja...

abrazzzusss