domingo, 16 de mayo de 2010

Algunas tardes de domingo

Algunas tardes de domingo tienen
los ojos tristes.
Es como si en ellas
se hubiera detenido la vida para siempre.
Lirios azules, pensamientos,
silenciosa enredadera de las madreselvas;
las humildes flores de la estación tiemblan.
Un tren se pierde borroso en la lejanía
y es la imagen de un tiempo que no existe;
un cuadro, una inquietante eternidad.
Otro silba y pasa como el vértigo.
El universo se precipita en su abismo.
Pero los rostros de los viajeros
no se inmutan, todo parece irreal,
extrañas figuras
en un tren absurdo como la vida.
Y dan pena los campos, su verde esplendor
como dispuesto para algo, algo hermoso,
algo feliz. Da pena el verde solitario.
Y nadie sabe qué luz extraña se posa en las paredes.
Y nadie sabe lo que busca en esas tardes,
ni la razón de su maniática tristeza.
Y nadie sabe por qué
le ahoga su corazón sin nadie

Àngeles Carbajal

11 comentarios:

Patricia 333 dijo...

Y nadie sabe lo que busca en esas tardes,ni la razón de su maniática tristeza.Y nadie sabe por qué
le ahoga su corazón sin nadie


Hermoso escrito ...

Mil gracias por seguirme a mi que soy tan simple como la mas chiquitas de las mariposas

Un abrazo muy fuerte

ONUBIUS dijo...

Algunas tardes de domingo, cuando la monotonía hace una pausa en el día a día se escurre por entre la mirada esos detalles en los que no siempre nos damos permiso para deleitarnos en ellos, como esta tus letras que hacen una parada sublime en la belleza que exprime...

Abrazzzusss

ALE. dijo...

Los ojos ven según siente el alma.
Y en la soledad de una tarde de domingo,el sol parece un usurpador y el verde un verdugo de los grises.
Bellísimo poema.

Jesús Arroyo dijo...

El título es de fútbol.
Afortunadamente nada tiene que ver.
Besos.

Miguelo dijo...

no hay una peli q se titula asi??

Isabel dijo...

Pero hay otras tardes de domingo suaves, tiernas, soleadas y listas para ser utilizadas en disfrutar de lo que se tiene cerca. Como las de esta primavera. Besitos, precioso poema!!
http://senderosintrincados.blogspot.com

Estrella Altair dijo...

Hola... bueno yo eso de la pena, así sin mas... es que no me gusta la nostalgia para nada...

y a cualquier pena le pongo fecha de caducidad, para ir en busca de la felicidad.

Un besazo

thot dijo...

Hay días llenos de la melancolía y tristeza de la que habla el poema pero también hay radiante alegría y belleza en muchos días que nos llenan de energía y amor. Prefiero recordar estos últimos.
Un beso con cariño.

Patxi. dijo...

bella descripción de la melancolíade una tarde de domingo solitaria.
muy bueno

ONUBIUS dijo...

PD:
Nunca pidas perdón por tan bellas palabras, aquellas que suenan tan dentro del corazón, gracias por tu comentario, por tus deseos y buenas intenciones, gracias a ti por estar cerquita, amen de las distancias y llenar de magia mis entretelas, que a veces con algo de tristeza se resisten a dejarse llevar por ella y que gracias a pedazos de personas como tu, hacen de la vida algo tan especial...

Abrazzzusss

Amanєcєr dijo...

Cualquier tarde de domingo, de futbol, de cine, de monotonìa, de grises, de primavera, de alegrìa, de nostalgìa, de tristeza y solitaria.

Cada una de ellas vale la pena vivirla, como si fuera la ùltima!

Gracias por acompañar mis tardes de domingo siempre!!

Besos a cada uno de ustedes, y mis muchos màs.