domingo, 14 de febrero de 2010

Hoy, estoy convencida !!

Si tuviese que contarle hoy mi vida a alguien,
podría hacerlo de tal manera que me verían como
a una mujer independiente, valiente y feliz.
Nada de eso: Me está prohibido mencionar la
única palabra que es mucho más importante que
los once minutos: AMOR

Durante toda mi vida he entendido el amor como
una especie de esclavitud consentida. Es mentira:
La libertad sólo existe cuando él está presente.
Aquel que se entrega totalmente, que se siente libre,
ama al máximo. Y el que ama al máximo se siente libre.

Por eso, a pesar de todo lo que pueda vivir,
hacer, descubrir, nada tiene sentido. Espero que
este tiempo pase de prisa, para poder volver a la
búsqueda de mí misma, bajo la forma de un hombre
que me entienda, que no me haga sufrir.

Pero qué tonterías estoy diciendo?
En el amor, nadie puede machacar a nadie;
cada uno de nosotros es responsable de lo que siente,
y no podemos culpar al otro por eso.
Me sentí herida cuando perdí a los hombres
de los que me enamoré.

Hoy, estoy convencida de que nadie pierde a nadie,
porque nadie posee a nadie.
Ésa es la verdadera experiencia de la libertad:
Tener lo más importante del mundo sin poseerlo.

Fragmento del libro:- Once minutos
De:- Paulo Coelho

11 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Lo que dices es de lo más bello que he encontrado por estos Lares.
Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Estrella Altair dijo...

Hola ... entiendo perfectamente el verdadero amor.. ese que deja libertar.. que no pone cadenas.. y permite esa libertad...

Es el amor que necesito.. el que nos hace amar a la vida.. y todo lo que ella tiene, mas allá del amor exclusivo y excluyente..

Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Correcto, nadie pierde a nadie, se pierden sólos...
Besos.

José Ignacio dijo...

Estoy de acuerdo con la proposición de Coelho.
Lo preocupante es cuando la persona amada se aprovecha de la circunstancia y la exprime.
Como también apuntilla " Me sentí herida cuando perdí a los hombres de los que me enamoré".
Así y todo es liberador y generoso el amor que propone.
Un saludo

thot dijo...

Bonito libro, aunque el Sr. Coelho se repite bastante y exprime demasiado las mismas ideas de siempre.
Pero reconozco su merecido éxito.

Mar dijo...

Cuando al corazón le pones una cadena, empieza a sangrar... Feliz semana guapa!!!

Besitossssss

Miguelo dijo...

por un momento crei q lo habias escrito tu. hasta q llegue al final jjj

GAB dijo...

¿Podra el amor liberarnos amando del ser amado?, de eso se trata, ni mas ni menos. Aplaudo que lo pongas sobre la mesa.

Un abrazo.

Isabel dijo...

Contigo, amiga. Porque sentimos igual, porque nos hirieron lo mismo, porque estamos igual de perdidas. Besos.

Antònia dijo...

Querida Amanecer:
Me encanta Paulo Coelho, y de todos sus libros, este que has escogido es el que me ha llegado más directamente al corazón. Cuando lo leí, me quedé muy sorprendida de que un hombre pudiese describir de esa manera, con esa claridad y esa rotundidad los sentimientos de una mujer. Creo que es genial.
Aparte de eso, a mí también me gustaría estar convencida hoy...
Besos!!

SHE dijo...

bonito texto, me gusta.

y la música, preciosa!!!!

gracias guapísimaaa