lunes, 1 de junio de 2009

La paz perfecta

Había una vez un rey, que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera en una pintura dibujar la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio del rey, el gran día había llegado. El rey observo y admiró todas las pinturas, pero solo hubieron dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo.
Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul, con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que
esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenia montañas,
pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo, parecía retumbar un espumoso torrente de agua.
Todo esto no se revelaba para nada pacifico.

Pero cuando el rey observó cuidadosamente, miró tras
la cascada un delicado arbusto, creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba
sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido.

Paz perfecta ...
el pueblo entero se preguntaba que cuadro elegiría el rey? El sabio rey escogió la segunda, y explicó a la gente el porque...

"Porque,"
explicaba el rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor.
Paz significa que a pesar de estar en medio de estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."

Desconozco su autor

19 comentarios:

brian dijo...

bueno estube leyendo un poko,ii me gusto mucho el blog.
esta muii bueno.
muchas cosas q me hacen recordar...
nos estamos viemdo
cuidate
un abrazo

Amanecer dijo...

Brian

Bienvenido a esta tu casa!!
Me alegra saber que te a gustado lo que hay en ella. Y màs aùn, que muchas cosas te hagan recordar, (espero que cosas buenas?)
Sì, nos estamos viendo.

Gracias por tu visita, tu abrazo, y tu deseo de que me cuide!

Besos y muchos màs.

brian dijo...

besitos
:)
te dejo mi eme
brian_lorenzio@hotmail.com
si qeres nos contactamos
:)
besos

Amanecer dijo...

Brian

Gracias por tus detalles...
Besitos para ti tambièn!
Y muchos màs.

Patxi. dijo...

Como siempre. Brillante. Y una gran lección. ¡pero tan difícil de cumplir! tenr en paz a la vez que..
da gusto ver que tú si lo logras.
felicidades.
gracias

Jesús Arroyo dijo...

Sabiduría.
Besos.

Moony-A media luz dijo...

Y cuantísima razón tenía el rey.
A veces, buscamos el paraíso, pero sólo lo encontraremos mirando dentro de nosotros mismos.
Si no está ahí... no existe.

Un beso grande, amiga.

€_r_i_K dijo...

Es cierto, ya lo había leido alguna vez, y sí a veces la misma paz se encuentra mirando una sonrisa sincera, no necesitas más en ese momento, con lo cual te sientes en Paz contigo mism@....


Besos....

Sauce Llorón dijo...

La paz perfecta,no hay que buscarla en ningún lugar,los lugares tienen lo que nosotros les damos, lo que actuamos alrededor de ellos. La paz perfecta hay que buscarla en nosotros, en nuestro interior y esteriorizarla hacia los demás.
Un beso

Víctor Hugo dijo...

qué precioso!

muy sabio rey

un abrazo
VH

Mery dijo...

Pues no sabes lo bien que me viene esta sabiduría en estos momentos. Ojalá fuera fácil ser como ese pajarito sereno en medio de lo tormentoso de la vida.

Un beso. Tu siempre tan positiva y aleccionadora

VALENTIN dijo...

me ha encantado, una gran lección de sobrevivencia ante el caos...

Cemanaca dijo...

Preciosa lección nos brindas hoy mi niña...
a la cama no te irás sin saber algo más.

saludos conversos.

MOMENTOS DE LA VIDA dijo...

Una nueva lección, pero como cumplirla!!yo creo que el lugar no lo hace a uno, sino que uno hace el lugar!!calmado o no!! un texto maravilloso!besos.

Antònia dijo...

Precioso relato que hace que el alma se sienta como ese pajarito.
La paz, como la serenidad, como la felicidad, como el amor,... está en nosotros. Aunque, a veces, no podamos evitar estremecernos al sentir al rayo y el trueno tan cercanos.
Besos!!

Maria Jesús dijo...

Te he dejado un agradecimiento y unos detalles en mi blog. Ve a por ellos, si ese es tu deseo.

Amanecer dijo...

Nos pasamos la vida buscando, esa paz, sin saber que esta dentro de nosotros.
Sòlo que a veces, no la encontramos, o no sabemos el lugar exacto donde encontrarla.

Y tienen razòn, es una gran lecciòn, y reflexiòn.

Gracias a cada uno de ustedes, por su estar siempre!!
Besos y muchos màs.

Maria Durga dijo...

Hola Amanecer. Me ha encantado esta historia.

Realmente es cierto, todo está en nuestro interior... Si tenemos ruido adentro, de nada sirve estar en el lugar más pacífico del universo, ruido obtendremos; si estamos conectados a nuestro centro, allá donde mora la paz, si somos paz, tal y como dice el relato, ni importa el ruido exterior, ni lo que pueda suceder, seremos y experimentaremos calma y paz.

Abrazos desde el alma

Maria

Orfrant dijo...

hola primero que nada te felicito con lo que has hecho es muy hermoso ahora mi pregunta es cual es el nombre de la cancion que tienes de fondo es que me impresiono mucho... es muy inspiradora...