miércoles, 10 de junio de 2009

Amigos

Mi amigo no ha regresado del campo de batalla,
Señor, solicito permiso para ir a buscarlo.
-Dijo un soladado a su teniente.

-Permiso denegado - replicó el oficial.
No quiero que arriesgue su vida por un hombre
que probablemente ha muerto.

El soldado desobedeciendo la prohibición, salió y
una hora más tarde regresó mortalmente herido,
transportando el cadáver de su amigo.

El oficial estaba furioso:
-¡Ya le dije que había muerto!
¡Ahora he perdido a dos hombres! Dígame,
¿merecía la pena salir para traer un cadáver?

Y el soldado, moribundo, respondió:
“¡Claro que sí, señor! cuando lo encontré,
todavía estaba vivo y pudo decirme:
Jack...estaba seguro de que vendrías”.

Anthony de Mello
Sacerdote Jesuita, nacido en Bombay (India ) en 1931

Gracias Raùl, por el regalo de este texto, y tu estar !

19 comentarios:

Geni dijo...

Que bello texto me han puesto los pelos de punta,muy emocionante.
Es muy gratificante empezar la mañana, con este regalo y el mensaje que nos deja, gracias.
Un beso.

Patxi. dijo...

PAsar por aquí es uno de sus viajes en los que uno se encuentra con cosas valiosas. Y el de hoy me lo llevo puesto.

thot dijo...

Qué maravillosa historia, realmente te llega al corazón.
Gracias por ponerla.

Un beso.

Sibyla dijo...

Me ha emocionado enormemente esta lectura!
Gracias por compartirla.

Un abrazo muy grande querida amiga:)

marisa dijo...

jo.. me ha encanado.. la amistad salta todas las valals y muros. Un beso

Sauce Llorón dijo...

Amigo, que palabra más hermosa, si se emplea sin condición.
Gracias Amanecer por compartir tantas pequeñas historias que tocan de una manera grande el alma.
Besos
Miguel

Isabel dijo...

Conocía este texto y me encanta, es toda una verdadera lección de amor y amistad. Besos, amiga.

Mery dijo...

Al leer esta historia tan bella una se pregunta si sería capaz de hacer lo mismo, o si alguien sería capaz de hacerlo por una.
El ser humano en su lado mas divino. Una maravilla.
Un beso enorme

Cemanaca dijo...

La verdadera amistad es invaluable...
hermoso y conmovedor.

Buen finde.

Saludos conversos.

Moony-A media luz dijo...

Precioso... cuantas veces llamamos amistad a lo que no es y dejamos de lado a los grandes amigos...

Un beso grande.

Raùl dijo...

El que tiene un amigo puede decir que tiene un gran tesoro. y al ser tu mi amiga, yo lo tengo.
gracias bonita, por tu amistad y ser mi tesoro.
Ni mits neki !

Besos

Bajo mis pies dijo...

Un primo lejano de esos que solo ves en algunas circunstancias casuales, estubo en la Guerra de Malvinas, cuando me enteré encontre este texto maravilloso y se lo dedique!
Simplemente porque el tambien hizo algo parecido, cuando me contó todo lo sucedido en ese campo de batalla.
Triste realidad, pero rescato el valor de la amistad, el valor de la vida humana.
Bss. Amanecer

Náyade García dijo...

Amanece en Canarias y trae un regalo para ti amiga bloggera, puedes encontrarlo en : http://rinconamuva.blogspot.com/

€_r_i_K dijo...

Es bueno, si es de verdad, pase el tiempo que pase, cuando te reencuentras, no parec haber pasado....


Abrazos.....

Antònia dijo...

Eso es la amistad.
La seguridad absoluta en el otro.
La tranquilidad de que no nos equivocamos al depositar nuestro amor y nuestra confianza en esa otra persona.
Bonito relato. Muy bonito.
Besos!!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sabes la foto de esa película me gusto mucho, Confía en mi, en verdad que la amistad es algo sublime, un regalo de Dios al ser humano, par que pueda experimentar esa emoción de amar a alguien de esa manera, con la que se ama a un amigo.

En la guerra y en la paz, ahí estarán los amigos.
Saludos

Antonio Castellón dijo...

Emotivo, Amanecer, muy emotivo, y más con esta preciosa música que has puesto.
Gracias, amiga.

Espero que cuando me toque, haya algún amigo por ahí cerca que pueda venir a despedirme.

Antonio Castellón dijo...

Se me olvidaba:

¿Sabes si la música es de la banda sonora de la película "Amigos"?
Me suena mucho a Ennio Morricone...

Un abrazo.

VALENTIN dijo...

Hermoso...
cada vez que lo leo, se me erizan los pelos del cuerpo... una verdadera amistad nunca muere.
Abrazos!!!!