sábado, 9 de mayo de 2009

La rosa y el sapo

Una rosa muy bella, la cuál se sentía de maravilla,
al saber que era la más bella del jardín.
Sin embargo, observaba que la gente sòlo la veía
desde lejos. Se dio cuenta de que al lado de ella
siempre había un sapo, y creía que por eso
nadie se acercaba a verla de cerca.

Indignada, pidio al sapo que se fuera;
el sapo obediente se alejó.
Poco después, el sapo pasó por donde estaba
la rosa, y sorprendido al verla, totalmente
marchita, sin hojas y pétalos; le dijo: ¡Te ves mal!
¿Qué te pasó? y ésta contestó:
Desde que te fuiste, las hormigas me comieron

y nunca volveré a ser igual.
A lo que el sapo contestó:
Claro!, cuando estaba aquí me comía las hormigas
y por eso siempre fuiste la más bella del jardín.

**Moraleja: Muchas veces despreciamos
a los demás por creer que somos más que ellos,
mejores, mas bellos o símplemente que no nos
"sirven" para nada.

Recordemos que Dios no hizo a nadie de sobra
en este mundo, todos tenemos algo que aprender
de los demás o algo que enseñar,
sin menospreciar a nadie.

Podría ser que a la larga esa persona nos cause
un bien, del cual ni siquiera estemos conscientes.

Desconozco su autor

21 comentarios:

SOL dijo...

Es preciosa la enseñanza amiga!!!
Creo que todos en esta vida vinimos al mundo a cumplir una misión, a ser de utilidad para determinadas cosas!!!
Todos somos utiles, ya que se nos han repartido las tareas... asi lo siento!!!
Algunos cumplen el rol de sapo, otro el de rosa.. otros quizas tengan otras misiones, todas buenas... todas validas!!!
Besos cielo, aca deseando comentar a todos los que han publicado este fin de semana... que son muchos!!!
Sabes que hora es en Bs As??
7.30 de la mañanaaaaaa!!! y es Domingo!!!
jajjaja
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

Antònia dijo...

Es un bonita historia. Me gusta mucho la moraleja. Todo aquel que aparece en nuestro camino lo hace para aportar algo y sólo hay que descubrirlo.
Besos!!
Feliz semana!!;)

Moony-A media luz dijo...

Creo que el autor es lo de menos. La enseñanza es brutal.
Creo que hay muchas veces que alguien nos hace un bien y no lo sabemos jamás. Por eso, el desprecios es despreciable.

Un beso grande, Amanecer.

eco dijo...

¿me dejas darte un beso? ¡que bonito y qué cierto!.
Cuántas soledades hay así.
precioso.
gracias

eco dijo...

domingo por la tarde. Te agrazdezo tus palabras.
¿oye? que sepas que estoy aquí donde no molesto. Voy a estar un ratito porque esto es la gloria.
escuchar esta canción teniendo como fondo tus palabras....
No pienses mal por fa:
Se está divino en tu blog. Aquí nace la dulzura.
gracias

Shanty dijo...

Buena moraleja. Es para que reflexionemos.

Muchos besos.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Ciertamente la belleza, el poder, la inteligencia no lo son todo. Cada uno tenemos un lugar en este mecanismo llamado vida...Lo malo amiga es que a veces nosotros mismos no sabemos ni para que servimos ni donde ubicarnos...Esto corrobora que cualquier máquina es por sí misma imperfecta.

Besos amiga¡¡

Sauce Llorón dijo...

Tengamos en cuenta,que para algunos en esta vida seremos la bella rosa del jardín,pero a la vez para otros seremos el sapo feo.
En realidad, solo somos uno más: rosa y sapo y nos necesitamos todos.
Un beso.
Miguel (Sauce Llorón)

Estrella Altair dijo...

Me encantó... es todo un ejemplo.. creerse superior... es sólo un vano complejo....

... que lleva generalmente a estar solos...

Me gustan tus visitas desde el otro lado del Atlántico.

Besos

Anónimo dijo...

Una historia maravillosa, con mucho mensaje del que tendríamos que tomar nota. Besitos, linda.

Isabel dijo...

Soy yo la de antes, Amanecer. Se me coló el mensaje ;)

Libertad dijo...

Me ha gustado mucho el blog, no solo la sabiduría de ésta entrada, he paseado un poquito por los demás post. Mi enhorabuena, es todo ternura y sensibilidad. Me he apuntado a la cola de los seguidores para seleccionarte entre tantos, esperando poder volver a verte y disfrutar de tus entradas.
Un abrazo.

Geni dijo...

Hermoso lo que transmite tu historia.
Gracias por tu sabiduria.
Un beso guapa.

Hada Saltarina dijo...

NO conocía la historia y me ha encantado. Un abrazo

Mar dijo...

Menuda lección de vida.

Qué relato tan hermoso y qué maravillosa su moraleja.

Saludos.

Ana A. dijo...

Bonita reflexión linda.
Besosmil

Laury dijo...

que bello escrito amiga nos deja una gran reflexion, te dejo un besito y te deseo un bello dia, Laury

eco dijo...

¡vaya cambio de imagen! Me gusta. Cambia mucho la imagen inicial. El anterior sugeria zulzura vivida. Este es mas móvil, busqueda, camino..en paz....con temores( nubes) certeza en la búsqueda....calidez.
me gusta.
Animo. lo que no cambia es el esatr a gusto cada vez que vengo.
gracias

VALENTIN dijo...

Wow.... una moraleja con un aprendizaje para pensar.
Un cordial saludo, deseandote un feliz dia.
Un abrazooooo!!!!

Sibyla dijo...

Hola AMA!!!

Preciosa moraleja y aplicación.
Nunca debemos dejarnos llevar por las apariencias antes de juzgar a una persona!

Querida amiga te dejo un abrazo fuerte y grande:)

Mery dijo...

Qué bellísima lección de vida. Deberíamos grabárnosla a fuego en el corazón.
Tu siempre tan positiva y alegre, da gusto pasarse por aquí.

Un beso