jueves, 10 de julio de 2008

Las dos gotas de aceite

Cierto mercader enviò a su hijo con el màs Sabio de todos los hombres para que aprendiera el secreto de la Felicidad.
El joven anduvo durante cuarenta dìas por el desierto, hasta que llegò a un hermoso castillo, en lo alto dela montaña.
Allì vivìa el Sabio que buscaba.
Sin embargo, en vez de encontrar a un hombre santo, nuestro hèroe entrò en una sala y vio una actividad inmensa; mercaderes que entraban y salian, personas conversando en los rincones, una pequeña orquesta que tocaba melodìas suaves y una mesa repleta de los màs deliciosos manjares de aquella regiòn del mundo.
El Sabio conversaba con todos, y el joven tuvo que esperar dos horas para que lo atendiera. El Sabio escuchò atentamente el motivo de su visita, pero le dijo que en aquel momento no tenìa tiempo de explicarle El Secreto de la Felicidad. Le sugiriò que diese un paseo por su palacio y volviese dos horas màs tarde. - Pero quiero pedirte un favor - añadiò el Sabio entregandole una cucharita de tè en la que dejo caer dos gotas de aceite; Mientras caminas, lleva esta cucharita y cuida que el aceite no se derrame.
El joven comenzò a subir y bajar las escalinatas del palacio manteniendo siempre los ojos fijos en la cuchara. Pasadas las dos horas, retornò a la presencia del Sabio. Que tal ?
- pregunto el Sabio - Vistes los tapices de Persia que hay en mi comedor ? Viste el jardìn que el Maestro de los Jardines tardò diez años en crear ? Reparaste en los bellos pergaminos de mi biblioteca ?
El joven avergonzado, confesò que no habìa visto nada, Su ùnica preocupaciòn habìa sido no derramar las gotas de aceite que el Sabio le habìa confiado.
Pues entonces vuelve y conoce las maravillas de mi mundo. - Dijo el Sabio -. No puedes confiar en un hombre si no conoces su casa. Ya màs tranquilo, el joven tomò nuevamente la cuchara y volviò a pasear por el Palacio, esta vez mirando con atenciòn todas las obras de arte que adornaban el techo y paredes.
Vio los jardines, las montañas a su alrededor, la delicadeza de las flores, es esmero con que cada obra de arte estaba colocada en su lugar. De regreso a la presencia del Sabio, le relatò detalladamente todo lo que habìa visto. Pero dònde estàn las gotas de aceite que te confiè ? - preguntò el Sabio -.
El joven mirò la cuchara y se dio cuenta que las habìa derramado.
Pues èste es el ùnico consejo que puedo darte - le dijo el màs Sabio de todos los Sabios -.
El Secreto de la Felicidad està en mirar todas las maravillas de mundo, pero sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite en la cuchara.
Paulo Coelho
Fragmento de:- El Alquimista.

12 comentarios:

Mery dijo...

Ahora que cada uno aplique el cuento a su propia vida.
Perfecta forma de comenzar mi mañana tras leerte.
Un beso y que tengas buen fin de semana.

Jesús Arroyo dijo...

¡MARAVILLOSO!
Un gustazo ver esto a mi regreso.

MARISA dijo...

he estado muy perdida.. cosas del veranitoooo pero ya volví, necesitaba la droga de vuestros blogs!! genial, me encanta aprender estas cosillas que me hacen darle al run-run un poco..besos miles

Amanecer dijo...

Mery
Asì es, ahora cada quièn le queda aplicar el cuento a su propia vida.


Gracias por leerme, y tus palabras.

Buen fin de semana para tì tambièn!!

Besos y muchos màs.

Amanecer dijo...

Jesùs
Alegrìa!! tenerte de regreso,Bienvenido!! espero hayas disfrutado tus dìas fuera.


Besos y muchos màs.

Amanecer dijo...

Marisa
Bienvenida!! es bueno disfrutar del verano, es tan corto ( a menos aquì, me imagino que ahì tambièn).
Hay que apreovecharlo!!

Siempre es importante aprender, asì como reflexionar.

Besos y muchos màs.

Sibyla dijo...

Preciosa reflexión sobre La Felicidad!!!

Ama, tu hija es preciosa, realmente un pedacito de tí...

Recibe todo mi cariño:)

Amanecer dijo...

Sibyla
Comparto contigo de que s una linda reflexiòn, sobre el secreto de la felicidad.

Siby, la pequeña de la foto, no es mi hija, pero mi hija tiene bastante parecido con ella,( Y si mi hija es un pedacito de mì).

Tu tambièn recibe todo mi cariño, y mis muchos màs.
Besos.

martona dijo...

AMA
El secreto de la felicidad esta en no perder de vista todo lo que nos rodea.
Y saborear los pequeños instantes, lo digo yo que ahora mismo me estoy perdiendo lo mas importante, vivir.

petons, sempre per tu.

Amanecer dijo...

Marta
Asì es, ese es el secreto de la felicidad, solo que a veces lo olvidamos. Y perdemos de vista lo que nos rodea.

Segura estoy, que pronto recuperaras, esos instantes, y disfrutaràs de la vida, y el vivir.

Besos y muchos màs.
Para tì siempre.

Ojitos volveria a buscarte dijo...

Este texto me sigue,volveré a leer este libro... interto ver la vida mientras cuido de estas dos gotas de aceite. he aprendido

Amanecer dijo...

Ojitos
Bienvenid@ a esta tu casa!!!
Espero que despuès de volver a leer, el libro.
Logres entender porque te sigue este texto, suerte en tu mirar, y en el cuidado en las dos gotas de aceite.

Asì es la vida, nunca se deja de aprender!!

Gracias por tù visita!!

Besos y muchos màs.