domingo, 13 de enero de 2008

Mucho màs Grave


Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
eso es verdad no es nada extraordinario
vos lo sabès tan objetivamente como yo.
Sin embargo hay algo que quisiera aclararte;
Cuando digo todas las parcelas, no me refiero sòlo
a esto de ahora, a esto de esperarte, y aleluya encontrarte.

Y carajo perderte,
Y volverte a encontrar,
Y ojalà nada màs.

No me refiero a que de pronto digas, voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta, bueno llorà.
Y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizàs por eso salga enseguida el sol.
Ni me refiero a sòlo a que dìa tras dìa, aumente
el stock de nuestras pequeñas y decisivas complicidades.
O que yo pueda creerme que puedo convertir mis reveses en victorias.
O me haga el tierno regalo de tu màs reciente desesperaciòn.

No...
La cosa es muchìsimo màs grave.
Cuando digo todas las parcelas,
quiero decir que ademàs de ese dulce cataclismo,
tambièn estàs reescribiendo mi infancia,
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebran,
y vos en cambio sabès que eso no sirve.
Quiero decir que estàs rearmando mi adolescencia,
ese tiempo en que fuì un viejo cargado de recelos,
y vos sabès en cambio extraer de ese pàramo,
mi germen de alegrìa y regarlo miràndolo.
Quiero decir que estàs sacudiendo mi juventud,
ese càntaro que nadie tomò nunca en sus manos,
esa sombra que nadie arrimò a su sombra, y vos
en cambio sabès estremecerla, hasta que empiecen
a caer las hojas secas; Y quede la armazòn de mi
verdad sin proezas.

Quiero decir que estàs abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia, este extraño
confìn de angustia y nieve, esta bujìa que ilumina la
muerte, este precipicio de la pobre vida.
Como ves es màs grave; Muchìsimo màs grave;
Porque con èstas o con otras palabras, quiero decir
que no sos tan solo, la querida muchacha que sos,
sino tambièn las esplèndidas o cautelosas mujeres
que quise o quiero.

Porque Gracias a vos he descubierto,
(diràs que ya era hora y con razòn ),
que el amor es una bahìa linda y generosa, que se
ilumina y se oscurece, segùn venga la vida;
Una bahìa donde los barcos llegan y se van, llega con
pàjaros y augurios, y se van con sirenas y nubarrones.
Una bahìa linda y generosa, donde los barcos llegan y se van;
Pero vos,
Por favor ,
No te vayas.

Mario Benedetti

7 comentarios:

Miguelo dijo...

no conocia a benedetti y me ha gustado. es bonito como todos los que seleccionas.

un beso

Jorge dijo...

Yo si conozco, y bastante, a Benedetti, pero este no lo conocia.
Es buenisimo.
es una gozada darme un paseo de madrugada (es la 1:27 a.m.)por esta ventana y encontrarme siempre, siempre un escrito bellisimo.
Me creas adicion, no se como me desenganchare.
Beso trasnochador.

Mustafa Şenalp dijo...

very nice a blog :)

Amanecer dijo...

Miguelo, tienes que conocer màs a Benedetti, te fascinarà su poesìa,
me alegro que te gusten los poemas seleccionados.

besos y muchos màs.

Amanecer dijo...

Jorge, estamos de acuerdo que es buenìsimo, y me alegro que lo hayas conocido por (esta tu casa),
Y a mi me encanta que pasees de madrugada por esta ventana, aunque aquì (son las 5:27 p.m.) asì como me escanta encontrarme comentarios bellisìmos. (y Tù que crees).

sobre la adiciòn y el desenganche puedo hacer algo??

y te quieres realmente desenganchar??

Besos adictivo al trasnochador, y muchos màs.

Amanecer dijo...

Mustafa senalp, Thank's
You're welcome to our home.

A lots more kisses.

Ana dijo...

Qué brutal niña!!!
Me ha encantado.
Gracias gracias gracias